Revista tlahtoa
Publicación bimestral
Julio 2017. Número 31

 

Buen Vivir y educación


Cinthia Karina Gómez Rey*

Bueno, para mi el BUEN VIVIR es un principio donde los países como Ecuador y Bolivia basados en el Sumak Kawsay, se rigen con la visión de un mundo que está centrado en el ser humano y el entorno natural y social.

Los autores o responsables de este principio son los pueblos indígenas andinos, quienes tienen principios construidos en base a las leyes de la naturaleza, pueblos que viven en comunidad, donde los conocimientos y la justicia son ejercidos de manera colectiva, pueblos originarios que quieren un mundo donde puedan VIVIR BIEN para tener una mejor calidad de vida y dado que estamos en medio del fenómeno de la globalización, lo que une principalmente a estos pueblos y permite a estas culturas mantenerse en pie es la espiritualidad.

En el salón de clase aplicaría estos principios del siguiente modo.

Para empezar tengamos en cuenta la interacción entre el BUEN VIVIR Y LA EDUCACIÓN. La educación es un componente esencial del BUEN VIVIR, ya que permite el desarrollo de las potencialidades humanas, promueve la igualdad de oportunidades para todas las personas y el desarrollo de un país.

Entonces, aquí tenemos dos puntos bases para que el BUEN VIVIR funcione en la sociedad. La educación tendría que dar cierto material a los estudiantes del salón donde vengan los conceptos para llevar acabo el BUEN VIVIR, pero esto tendría que ser proporcionado por nuestra Secretaría de Educación Pública (SEP), ya que se supone es la base de los materiales para nuestra educación.

En fin, como no hay mucho tiempo, yo proporcionaría dicha información a través de unas copias, donde los alumnos a través de la lectura, participaciones en clase, opiniones propias, lleguen a comprender el concepto del BUEN VIVIR como una solución para los problemas que afectan al mundo y a nuestro país, los cuales serían el maltrato o explotación a la naturaleza, séase esta nuestros bosques, selvas y todo lo relacionado con la MADRE TIERRA.

También mostrarles que podemos entrar en este proceso de cambio como los pueblos indígenas de los países antes mencionados, crear más conciencia sobre el cuidado de nuestro medio ambiente, evitando la contaminación, la sobre explotación de nuestros recursos, ya que todos complementamos este mundo y si no nos unimos como parte de él, no podremos seguir existiendo como sociedad.

Además, siento que para llegar a este cambio empezando por la educación, yo modificaría el sistema de enseñanza empezando por las relaciones alumno-profesor, ya que no siempre son muy positivas. Otro punto en el que pondría atención consiste en que muchos de nosotros no sabemos lo que es dar y recibir.
Muchos de nosotros solo queremos recibir, pero nadie quiere dar algo a cambio, un ejemplo claro de esto son las calificaciones. Todos quisiéramos tener 10 en todas las clases, pero nadie se pone a pensar que para lograr esto tenemos que entregar todas las tareas, trabajos, proyectos, etcétera. Asistir puntualmente a clases y todo esto para tener un futuro, donde exista una relación de cooperación con los demás y así crear una mejor sociedad.

También necesitamos una escuela donde nos promuevan una cultura de diálogo entre el personal y las autoridades educativas en los diferentes niveles.

* Cinthia Karina Gómez Rey, estudiante egresada del Colegio de Bachilleres 16.

 

OTROS ARTICULOS DE JOVENES

Prevención de la violencia

Madre tierra.

 

 


correo: tlahtoa2012@gmail.com

facebook