Revista tlahtoa
Publicación bimestral
Septiembre 2017. Número 32

 

MEZCAL Y TIERRA

Entrevista con Alejandro Montes González.


EDMUNDO RIOJA CASTAÑEDA.*


En esa época él era un niño… distinto, como su profesor de historia, le pedía una tarea, digamos la búsqueda de un tema y él dibujaba, otro día le solicitaba una lectura y él volvía a dibujar, en trabajos de equipo requería de una exposición y él hacía los dibujos. Así que, pronto le pedí que hiciera dibujos acerca de la historia del mundo antiguo. Luego cambió de domicilio y nos perdimos muchos años, él creció y yo me especialicé como educador.

Hace poco tiempo nos localizamos en las redes sociales y comenzamos a charlar, entonces me enteré que ya era un arquitecto… distinto, un arquitecto que trabaja con materiales naturales extraídos de la zona donde se construye, para no alterar al medio ambiente. Un arquitecto que hace investigación y ensaya las construcciones con sus propias manos, nos se si es por curiosidad o porque él desea sentir y entender al material con el que trabaja.  
        
La semana pasada vi en su muro del “face” que estaba presentando un libro de su autoría titulado: “MEZCAL Y TIERRA. Sinergia para la construcción regional sustentable.” No dudé en comunicarme con él para hacer esta entrevista, el tema me parece muy interesante y por ello agradezco a  ALEJANDRO MONTES GONZALEZ que haya aceptado esta conversación.

Bueno, comenzamos.

Edmundo. Alejandro ¿En que lugar se desarrolló el proyecto? ¿Cómo llegaste a ese lugar?

Alejandro. De antemano gracias por el interés generado en este trabajo, el proyecto se desarrolla en el pueblo de Santa Catarina Minas en el estado de Oaxaca, llegue a ese pueblo gracias a la empresa “Sabrá Dios” que en 2014 me contactó para resolver problemas que tenían con un proyecto diseñado en tierra. A partir de ahí comencé con mis trabajos y relación con diversos agentes de este pueblo.

Edmundo. Bueno, si el trabajo se hace con tierra ¿La técnica que emplearon es llamada eco construcción, arquitectura sustentable o… como se llama?

Alejandro. Actualmente existen distintas definiciones para este tipo de trabajos, algunos lo llaman eco construcción, bio construcción, arquitectura sustentable, etc. A mí me gusta más el término de construcción regional, pues todos los anteriores, a mi parecer, buscan emplear términos modernos para definir algo que se hacer desde hace ya bastante tiempo.

Edmundo. ¿Qué relación existe entre la tierra, la construcción y el mezcal?

Alejandro. Conceptualmente consideramos que la arquitectura con tierra y la producción de mezcal están estrechamente relacionadas, pues comparten distintas actividades similares. Ambas dependen del campo, del trabajo colaborativo y de la región a donde pertenecen. En el aspecto técnico utilizamos los residuos que quedan después del proceso de destilación del mezcal, para estabilizar la tierra, prepararla para construir y realizar diferentes técnicas constructivas con este material.

Edmundo. A grandes rasgos ¿Qué vamos a leer en el libro TIERRA Y MEZCAL?

 Alejandro. Es un libro que relata una experiencia creativa que relaciona la academia, las actividades constructivas y las actividades del pueblo,  para construir un prototipo de vivienda que demuestre que este tipo de actividades siguen vigentes en 2017 y que son necesarias para el desarrollo correcto de los pueblos mezcaleros.

Edmundo. ¿Por qué es importante este proyecto convertido ahora en libro?

Alejandro. Una de las causas del desprestigio de las construcciones en tierra cruda es la falta de cimentación “científica” que demuestre su funcionalidad, este libro lleva el saber ancestral de construcción a los laboratorios, después lo comparte con alumnos de la universidad, voluntarios y gente del pueblo para definir si es importante o no realizar este tipo de trabajos, todo esto queda en 250 ejemplares testigos de que este tipo de trabajo es necesario y es vigente hoy en día.

Edmundo. Esta revista está hecha fundamentalmente por educadores y para educadores y educandos, por eso te pregunto. ¿Qué le enseña a un estudiante de arquitectura la lectura de este libro?

 Alejandro. Creo que la mas importante la posibilidad del trabajo colectivo, fuimos un grupo bastante grande de profesionales, voluntarios y gente del pueblo involucrada. Por otra parte, pueden encontrar la forma de experimentación realizada para poder comprobar la resistencia de este material en laboratorio. Encontraran datos de resistencia a la compresión y abrasión de estos materiales, así como los componentes químicos que ayudan a estabilizar la tierra cruda. Un registro fotográfico interesante y la opinión de la gente que ejecuto el proyecto. Eso tiene la labor de enseñar la importancia de escuchar a todos los involucrados en este tipo de proyectos.

Edmundo. ¿Qué nos comparte la lectura de este libro al público en general?

Alejandro. Un acercamiento a conocer un pueblo mezcalero, una visión de saber que pasa con el aumento de la bebida y como esto afecta al medio ambiente, al igual que la construcción con materiales industriales que siempre utilizamos. Una propuesta gráfica realizada por una artista plática y una visión de mejorar las comunidades de nuestro país.

Edmundo. Interesante opinión, ahora ¿Qué les deja a los pueblos originarios esta experiencia?

Alejandro. Saber lo importante de su conocimiento ancestral y su forma de vida. Algo de lo que los pobladores nos hablan siempre es de como gente de fuera, de lejos e incluso de otros países esta mas dispuesta a trabajar para mejorar su condiciones de vida. Muchas veces más que la misma comunidad.  

Edmundo. ¿Cuánto tiempo te llevó hacer este proyecto? ¿Qué aprendiste?

Alejandro. Este proyecto se tardo medio año en preparase y un año en ejecutarse. Desde el 2015 comenzamos con este proyecto finalizado el mes pasado con las presentaciones.

Edmundo. ¿Qué pruebas se hicieron para garantizar que esta manera de construir es confiable?

Alejandro. Pruebas de compresión, flexión, abrasión e impacto en laboratorio, las cuales demostraron que es posible que este material resista los esfuerzos en el. Posteriormente se realizo un prototipo escala real de 25 m2 en el pueblo y ahí sigue como una casa  muestra.

Edmundo. ¿Qué instituciones participaron en el proyecto y como?

Alejandro. Este proyecto fue beneficiado por el Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones del FONCA que dio el recurso para llevarlo acabo. Y el Consultorio de Asesoría Arquitectónica (COAA) nuestro grupo de trabajo en la ejecución de la investigación, procesos y protipados.

Edmundo. Explícame, por favor, brevemente en que consisten cada una de las tres partes del proyecto: Experiencia pensada, vivida y sentida.

Alejandro. Experiencia pensada lleva el saber ancestral a los laboratorios y a los libros para validarla en el  pensamiento académico. La experiencia vivida relata la ejecución de talleres constructivos entre voluntarios y trabajadores que participaron en el proyecto. La experiencia sentida documenta la singularidad de cada uno de los involucrados en el proyecto para poder tener una opinión integral de todo el proceso.

Edmundo. Esta respuesta me lleva a pensar en un proyecto que fue pensado muy bien y que inclusive me atrevo a decir fue pensado de forma pedagógica, ¿participaron muchos profesionistas? ¿Se puede afirmar que este proyecto es multidisciplinario? ¿Por qué?

Alejandro. Si, en la producción de la investigación participamos arquitectos, investigadores, asesores, fotógrafos y distintas disciplinas. Se trabajó de manera directa con el productor de mezcal en una relación enseñanza aprendizaje de ambas partes. Para la edición del libro se contactó a una artista plástica y se tuvo un trabajo de cuidado editorial y corrección de estilo, así que si afirmo que es un trabajo multidisciplinario.

Edmundo. Esta revista también llega a comunidades indígenas y nos gustaría que nos hablaras de los conocimientos ancestrales. ¿Qué papel tienen los conocimientos ancestrales de la comunidad para esta técnica de construcción?

Alejandro. Pues el conocimiento ancestral es el motor de esta investigación, el mezcal es una bebida de la cual se está documentando su origen prehispánico. A su vez la construcción en tierra tiene pruebas pre olmecas de existir, entonces el conocimiento ancestral es lo que mueve todo este equipo de trabajo.

Edmundo. ¿Cómo incorporaste estos conocimientos a tu técnica o a la inversa, como incorporaste tu técnica a estos procedimientos?

Alejandro. Busco siempre la innovación a partir de las tradiciones de nuestra cultura. No hay nada nuevo entonces como arquitecto busque que la gente viera el potencial del trabajo colectivo, que se ha ido perdiendo en las comunidades, mediante los talleres con estudiantes nacionales e internacionales. A partir de la documentación aprendí distintas formas de hacer construcciones con tierra cruda y les compartí estos conocimientos de otros lados para que pudiéramos realizar una propuesta integral.

Edmundo. ¿Cómo se mezcla la cultura y la construcción en este proyecto?

Alejandro. En los talleres con voluntarios y estudiantes. No solo vamos a construir, vivimos con la gente de la comunidad quienes comparten lo que cocinan con nosotros. Eso hace que la convivencia con el pueblo sea de manera íntima y se puedan conocer todas sus tradiciones.

Edmundo. Además de compartirte los conocimientos ancestrales y compartir contigo el trabajo colectivo ¿De que otra forma participó la comunidad?

Alejandro. Con la comida y la mano de obra.

Edmundo. Bueno, ahora una pregunta más práctica ¿En donde podemos adquirir el libro?

Alejandro. El libro no estará a la venta. Se repartirá en las presentaciones que se están planeando y en nuestras redes sociales al momento de que nos escriban un motivo del porque estarían interesados en tenerlo.

Edmundo. Me apunto con un libro, pero de eso hablamos después, otra pregunta  ¿Aquí se acabó el proyecto?

Alejandro. El proyecto apenas esta iniciando, trabajamos ahora con nuevos productores y buscamos entrar a nuevas comunidades para transmitir el conocimiento adquirido

Edmundo. Muy bien Alejandro ¿Algo más que nos quieras decir?

Alejandro. Agradecer a cada uno de los participantes de este proyecto e invitar a todos a que conozcan nuestros procesos y proyectos de colaboración y se integren al trabajo.

Edmundo. Alejandro, muchas gracias, un abrazo y… seguimos caminando.

Me despido de Alejandro y al despedirme me quedo con la impresión de que en cualquier otro rato me encontraré nuevamente con él y con otra sorpresa, por lo pronto les comento que Alejandro Montes González es arquitecto y es el director de la asociación civil: Consultorio de Asesoría Arquitectónica (COAA) y se le puede localizar en internet. https://www.coaa.mx/

 

* EDMUNDO RIOJA CASTAÑEDA es educador y sociólogo.

 

OTROS ARTICULOS DE INTERCULTURALIDAD

Evo sintetiza las agendas de tres siglos.

 


 

 


correo: tlahtoa2012@gmail.com

facebook